miércoles, 10 de junio de 2009

Paranoias varias

Últimamente estoy de lo más apocalíptica y cada vez percibo con mayor nitidez una mano secreta (o varias) que:

-Intenta que no haya una educación de calidad.
-Quiere que todo el mundo aprenda a leer pero que nadie sepa leer.
-Nos mete miedo continuamente con pandemias, virus, robos, accidentes y peligros varios.
-Si no hay un peligro cercano, lo crea (y lo exagera para que tengamos miedo; véase "nueva gripe")
-Nos hace creer que todos somos iguales.
-Nos hace creer que vivimos el mejor mundo posible y en el mejor sistema posible.
-Nos habla de una crisis pasajera y brotes verdes.
-Nos habla de igualdad de oportunidades; y para que lo creamos firmemente, nos pone a un líder negro.
-Nos habla de Europa y de democracia
-Nos adula constantemente
-Nos da "privilegios" y "oportunidades" para taparnos la boca
-Nos da la derecha y la izquierda para desahogar la ira de a quién culpar
-
-
-
Y todo con un fin secreto: controlar el mundo

Si es que, al final, las pelis de Supermán eran las mejores...

5 comentarios:

Joselu dijo...

¡Bienvenida al siglo XXI! Ya Ortega en 1924 publicó un libro profético titulado "La rebelión de las masas". Vivimos una época democrática de masas. Todos somos iguales, nadie se estima como inferior a nadie; todos tienen derecho a juzgar todo (aun sin saber); da igual lo que sepas o dejes de saber, tú habla (nadie escucha); hay mucho ruido (casi todo) y prácticamente ningún silencio. Hemos ganado cosas (muchas, entre ellas la medicina, la liberación de la mujer, los anticonceptivos, el matrimonio gay...) pero hemos dejado cosas muy hermosas en el pasado (la compasión, el vivir sin frenesí, el sentido sagrado de la cultura, la paz, la hermosura de los pueblos y las ciudades antes de la industrialización masiva). Vivimos sin vivir en nosotros y nos tienen que convencer de que somos importantes, que somos únicos, que de nosotros depende el poder (es mentira), que todos somos iguales (no es verdad), que este es el mejor de los mundos posibles (no hay otro pero es mentira), que la tierra tiene futuro (es mentira), que vivir a la velocidad que vivimos es maravilloso, que tenemos que reciclarnos continuamente, que el pasado no sirve para nada, que penden sobre nosotros amenazas apocalípticas una detrás de otra... En fin. El presente me produce hastío, pero es lo único que tenemos. Un saludo.

basiliopc dijo...

Si nos ponemos hacer listas de las cosas malas... se nos acababa el espacio de Blogger. Yo creo que pensar en positivo es ya una forma de mejorar todo.

Antonio dijo...

Políticos de un color u otro que nos venden la democracia educativa mientras llevan a sus vástagos a colegios concertados, huyendo del sistema del cual son responsables (!!!!!!)
Y convencido de que docentes y alumnos deben estar en el mismo bando, que las tropas enemigas son el desánimo, los milenaristas que piensan que el mundo se acaba, los arriba citados, y las familias que desatienden su obligación de educar.

Juliiiii dijo...

Algo parecido (sin el símil con Superman, claro está...) me decía un compañero de mi primer año: lo que quieren conseguir es un electorado borrego, que no se cuestione ni critique las decisiones que se toman. Si no mejoran la educación, se aseguran el voto del futuro.

Me parecía una exageración, pero ya no sé qué pensar. Yo también me estoy volviendo paranoico...

Meike dijo...

Pensaba que era la única que se sentía en una película (malísima) de ciencia ficción.

:)